Cátedra Jorge Basadre

Blog-Homenaje a la memoria de Jorge Basadre,
Historiador y Profesor de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

lunes, julio 16, 2007

Bellas equivocaciones *

Cuando todavía no se entregaba a fondo a la investigación de la historia republicana, Jorge Basadre se dedico a la critica literaria y la ensayística cultural, demostrando un gran talento que hoy en día no muchos han llegado a conocer.

Antes de que empezara a centrar su trabajo intelectual en estudios historiográficos, el joven Jorge Basadre fue un crítico literario y ensayista dueño de una cultísima prosa que absorbía al lector por su refinamiento y por traslucir una capacidad de análisis como pocas. No es casual que Medardo Vitier también mencione a Basadre en su clásico libro "Del Ensayo Americano" junto a otras personalidades como Jorge Luis Borges. Según el periodista y poeta Mirko Lauer, cuando se lee los textos que escribió Basadre como crítico literario y ensayista cultural uno lamenta que el historiador haya dejado de lado esa faceta: "A pesar de sus innegables méritos como historiador de la república y ensayista de la conciencia nacional, nos podemos dar cuenta que el país perdió a un crítico literario y cultural formidable".

Este insigne representante de la Generación del Centenario (junto a Raúl Porras Barrenechea, Luis Alberto Sánchez y Jorge Guillermo Leguía) vivó inmerso en el mundo de las letras desde pequeño gracias a la gran biblioteca que poseía su familia en Tacna. Y a los 16 años ingresó a la Biblioteca Nacional como auxiliar, y a los pocos años publicó "Al margen de un libro olvidado. Flora Tristán en el Perú", el primer estudio acerca de la obra "Las Peregrinaciones de un Paria". De esta manera, empezó a escribir críticas sobre la obra de escritores como Vallejo, Eguren o Valdelomar para diferentes revistas, así como ensayos sobre el cine, la radio y otros grandes fenómenos culturales en 1922.

¿Cómo fue el estilo de su prosa en esos tiempos de vanguardia artística y cruentas luchas estudiantiles? ¿qué tipo de obras artísticas eran las que más fascinaban al tacneño? ¿Cuáles eran sus temas más recurrentes?

Hombre de vanguardia

Una de las características más saltantes de la prosa crítica de Basadre fue su visión celebratoria de las vanguardias, de su carácter novedoso y su orientación de ruptura. Prueba de ello fueron sus elogios hacia la obra de José María Eguren y César Vallejo. Esto es lo que dijo a propósito de "Trilce" en el prólogo que escribió para "El Poema de los Cinco Sentidos", de Carlos Alberto González, Basadre dice: "En el momento en que aparece este libro, el movimiento vanguardista peruano no se ha contexturado. César Vallejo lo precedió inmediatamente; sobre todo, en Trilce, donde ya se desarticulan la rima, la métrica, la lógica en aras de una realidad subjetiva, aunque llena de reminiscencias típicamente románticas (el hogar, la madre, el terruño, el dolor cotidiano) que acaso son las más intensas notas de Trilce" (Revista "Jarana", octubre de 1927).

Pero si bien Basadre apreciaba los versos telúricos y expresionistas de Vallejo, tomaba distancia, por ejemplo, de una obra fundamental como la de Abraham Valdelomar, a la cual calificó de incoherente. "Basadre era un esteta, muy preocupado por la forma de lo nuevo. Para él la división entre lo antiguo y lo novedoso era muy tajante, y entonces no le fue muy difícil encasillar a Valdelomar con lo viejo en ese momento", asevera Lauer.

Las nuevas tecnologías

Por esa época, Basadre estaba obnubilado con la aparición de la radio y el cine en Lima. El reconocido intelectual Estuardo Núñez, quien conoció al historiador en sus épocas de estudiante sanmarquino, cuenta que él era todo un "cinemero": "Iba a todos los estrenos de películas, él escribía para periódicos crónicas sobre las cintas que venían de Estados Unidos y Europa". En efecto, el autor de "Historia de la República" compartía junto a otros intelectuales de la época como José Carlos Mariátegui una admiración por la figura de Charles Chaplin. En su artículo "Anverso y reverso del cinema", afirmó que el siglo XX era el de Lenin y de Charlot porque cada uno representaba la sociedad y el arte nuevos. Décadas después volvió a aseverar que el director y protagonista de "Tiempos Modernos" era "uno de los más grandes genios del siglo XX".

Para Lauer, los ensayos que escribió Basadre sobre los nuevos medios de comunicación tuvieron un alcance futurista: "Sus puntos de vista sobre lo que significa el arte cinematográfico son visiones comparables a las que tuvo muchísimos años después Marshall MacLuhan sobre la capacidad de percibir las nuevas tecnologías como extensiones de los sentidos humanos. Es de resaltar también sus apreciaciones de cómo el mundo de lo impreso, así como de lo literario, se veían afectados por los medios de comunicación que empezaron a aparecer".

A pesar del gran legado crítico y ensayístico dejado por Basadre en el campo cultural, su libro "Equivocaciones. Ensayos sobre Literatura Penúltima", editado en 1928, incluye algunos de sus mejores escritos al respecto, no ha sido reeditado y ni siquiera está en la Biblioteca Nacional. El juvenil Basadre que observó con lucidez el arte y la cultura se quedó injustamente suspendido en el tiempo.


* Publicado en el Suplemento Dominical del diario El Comercio, el 09/02/2003

Jorge Moreno Matos, 9:00 a. m.

0 Comentarios:

Escribir un comentario